Retos educativos ante un mundo globalizado

Caminante USAC

鈥擯or Olmedo Espa帽a.

El primer elemento a considerar consiste en el hecho de que vivimos en un contexto convulso y cambiante, en el que se manifiestan continuos avances cient铆ficos tecnol贸gicos, desarrollo de redes de informaci贸n, omnipresencia de los medios de comunicaci贸n, surgimiento de nuevos modelos de familia, mayor participaci贸n de las mujeres en los diferentes roles de la sociedad, crecimiento de las desigualdades sociales, globalizaci贸n econ贸mica y cultural, valor creciente de la informaci贸n y uso dom茅stico de las TIC, crecimiento del fen贸meno migratorio, deterioro del ambiente y a su vez mayor nivel de conciencia medioambiental, ruptura de los bloques pol铆ticos, debilitamiento del presidencialismo en el 谩mbito de la gobernabilidad, fortalecimiento de los fundamentalismos, peligros terroristas y crisis acelerada de la democracia.

Interesa destacar dos aspectos centrales, la globalizaci贸n y la sociedad del aprendizaje. Fen贸menos que est谩n incidiendo, quer谩moslo o no, en la escuela. En ese sentido, Manuel Castells reconoce seis cambios centrales: a) sociedad del conocimiento, entorno simb贸lico, supremac铆a de la econom铆a financiera sobre la productiva, b) extensi贸n de los influjos de socializaci贸n, c) transformaci贸n de la familia tradicional, d) p茅rdida de la comunidad inmediata que hac铆a de envolvente, e) debilitamiento de la relaci贸n entre la regi贸n y la comunidad y f) suplantaci贸n de todas las instituciones extrafamiliares encargadas de la socializaci贸n por parte de la escuela. Lo que ha generado un individualismo exacerbado, competitividad extrema, obsesi贸n por la eficacia, as铆 como relativismo moral, conformismo social, privatizaci贸n de los bienes y servicios, imperio de las leyes del mercado, consumismo.

Desde otra perspectiva, afirma Cant贸n, vivimos tiempos extra帽os, tiempos de cambio y de innovaci贸n, tiempos convulsivos, de incertidumbre y caos. Tiempos de aprender y desaprender, de probar y de equivocarse, donde no hay verdades inmutables y la l贸gica m谩s aplastante es relativa. Son tiempos adem谩s de creatividad, de otra mirada a la realidad, de una visi贸n distinta y m谩s abierta que se deja sentir en la educaci贸n y en la escuela del siglo XXI. Lo parad贸jico resulta ser que vivimos en una sociedad de cambios veloces, pero nos educamos en una escuela est谩tica y con miedo al cambio. Es evidente que existe un desajuste, entre lo tecnol贸gico, lo social y lo escolar.

Estos fen贸menos tienen implicaciones educativas, que se manifiestan en el multiculturalismo e interculturalidad como respuesta a la homogenizaci贸n que provoca la globalizaci贸n, y que a su vez tienen una din谩mica en la cual se profundizan las identidades locales, cuya raz贸n de ser est谩n en la etnia, la religi贸n, los valores y tradiciones culturales y el idioma.

Otro tema a tomar en cuenta es la necesaria reconversi贸n de la escuela, como resultado de la globalizaci贸n. O sea, se impone un tipo de centro m谩s vers谩til en donde prevalece el trabajo en equipo y la cooperaci贸n como se帽ales de identidad profesional. Tambi茅n tiene su incidencia en lo que se ha llamado estado de bienestar y escuela p煤blica, en el sentido de que existe una tendencia a transferir responsabilidades al sector privado, en tanto que se considera que la educaci贸n ha dejado de ser un servicio p煤blico.

Frente a esto, el educador espa帽ol Gimeno Sacrist谩n reafirma que 鈥渓a escuela p煤blica es una apuesta hist贸rica a favor de la igualdad, porque posibilita el acceso a la educaci贸n a quienes no tienen recursos propios, y lo es, adem谩s, porque en ella debe tener cabida toda la diversidad de estudiantes.鈥



En cuanto a la dimensi贸n de las implicaciones educativas de la sociedad del aprendizaje, debemos tener presente tambi茅n, que nos enfrentamos a la cuarta revoluci贸n industrial. Hoy, el conocimiento constituye el recurso estrat茅gico de la econom铆a y sociedad en su conjunto. La escuela tendr谩 que dar saltos cualitativos en esta direcci贸n, contrariamente, se quedar谩 en el 煤ltimo vag贸n del tren.

Asimismo, se debe considerar que la escuela no es ya la 煤nica entidad responsable de la educaci贸n, pues las nuevas tecnolog铆as permiten a los ciudadanos acceder a la informaci贸n y al aprendizaje, que ya no son un patrimonio exclusivo de esta. Le corresponde de manera natural, el derecho y   responsabilidad de formar ciudadan铆a.

La estrategia pedag贸gica en torno al quehacer del nuevo modelo de escuela, en la sociedad del aprendizaje consiste en lo siguiente: desaparici贸n de la rigidez del curr铆culo y l铆mites disciplinarios, deber谩n contar con un amplio rango de profesionales que trabajen con los docentes, los profesores tendr谩n acceso a las TIC, alumnos y docentes trabajar谩n en equipo. Se trata, seg煤n Flynn, de una sociedad que 鈥渟abr谩 invertir en inteligencia, una sociedad en la que se ense帽ar谩 y se aprender谩, y en la que cada individuo podr谩 ir creando su propio t铆tulo de estudio. Dicho de otro modo, ser谩 una sociedad cognitiva鈥.

Obviamente, los retos de la educaci贸n frente a la globalizaci贸n se definen a partir de un nuevo paradigma que ha de ser un factor de igualdad social y desarrollo personal, un derecho b谩sico, evitando as铆, que las nuevas tecnolog铆as acrecienten las diferencias sociales existentes, porque la educaci贸n es mucho m谩s que poseer informaci贸n, es cultura, conocimiento y sabidur铆a.   

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.