Vargas Llosa: “La historia sería otra si Estados Unidos no hubiera derrocado a Árbenz”

La siguiente es una compilación de extractos tomados de una nota publicada por Andrea Aguilar en elpaís.com y otra de Karina Sainz Borgo publicada en vozpopuli.com sobre la presentación que hizo el premio Nobel de Literatura en la Casa de América de Madrid de “Tiempos Recios”, considera su mejor novela.

“Para contestar a la pregunta sobre cuándo desencarriló la política en Latinoamérica, Tiempos recios toma el derrocamiento en Guatemala del Gobierno de Jacobo Árbenz, en junio de 1954, como el punto de inflexión que marcó su destino. Aquel golpe militar, encabezado por el coronel Carlos Castillo Armas y orquestado por la CIA, que acusaba falsamente a Árbenz de ser comunista, truncó la modernización del país centroamericano y reverberó por toda América Latina. Aquello tuvo un efecto enorme y llevó a muchos jóvenes a descreer en la democracia; abrió un periodo de matanzas y terrorismo”. El País.

“Eran los tiempos de la Guerra Fría, la CIA había tenido mucho éxito en Irán. Mi impresión es que la historia sería otra si Estados Unidos no hubiera derrocado a Árbenz. Fidel Castro no se hubiera radicalizado, su primer programa estaba más cerca de la socialdemocracia”, refirió el escritor peruano”. El País.

Vargas Llosa, “en Tiempos reciosamplía el punto de vista para contar el momento en que la historia de América Latina se torció por completo (…) un tiempo en el que el continente se convirtió en un territorio de conspiraciones y conflictos, y en el que Estados Unidos alentó las dictaduras para su propio beneficio”. Vozpopuli.

Tema relacionado:

Continuar con la opinión…

En rueda de prensa el premio Nobel de Literatura “contó que en una multitudinaria cena en Santo Domingo hace tres años (“una de esas cenas a las que no hay que asistir”), escuchó una voz que le decía que tenía una historia para que él la escribiera. Aunque normalmente esto suele causar el efecto contrario en el autor (…) esta vez el relato enlazaba con Rafael Leónidas Trujillo, el dictador dominicano en cuyo feroz régimen había situado una de sus grandes novelas, La fiesta del Chivo”. El País.

“La historia que esa noche le contó el periodista, poeta y escritor Tony Raful, un amigo a quien hacía tiempo que no veía, tenía que ver con el asesinato de Castillo Armas, el coronel golpista guatemalteco que se alzó contra Árbenz y murió tres años después. Su asesinato es “uno de los secretos de la historia de Latinoamérica que nunca se resolverá”, afirmó el escritor. El País.

“El asesinato de Castillo Armas sigue entre brumas, y no está claro quién formó parte de la conspiración. “Se dice de todo, entre otras cosas que Trujillo lo mandó matar”, explicó Vargas Llosa, y es este supuesto sobre el que ha construido una de las tramas de su novela”. El País.

“La novela y la historia tienen una relación muy próxima. En los hechos donde existe controversia he usado la imaginación. Hay personajes históricos con añadidos ficticios”, aclaró. “Investigo para mentir con conocimiento de causa”, expresó el escritor. El País.

“En Tiempos recios, Mario Vargas Llosas regala al lector personajes como Marta Borrero, la amante de Castillo Armas apodada como Miss Guatemala y que marca el acertijo de la estructura (el díptico Antes y Después), o el oscuro Sam Zemurray, un publicista con el que contacta la United Fruit Company para esparcir propaganda conta Árbenz”. Vozpopuli.

“Reaparece así en esta intriga uno de los personajes de La fiesta del Chivo, Johnny Abbes García, el matón de Trujillo que —esto sí está probado— abandonó Guatemala en un avión con Marta Borrero Parra, conocida como Miss Guatemala, amante del coronel asesinado”. El País.

“Zemurray no es un personaje anecdótico, y Vargas Llosa se encarga de que el lector lo entienda muy claramente. “Aunque sus esfuerzos por hacer de su país una democracia moderna me parecen inútiles, todo avance que haga en ese campo, no nos engañemos, es muy perjudicial, para nosotros”, dice Zemurray sobre las leyes antimonopólicas que Árbenz puso en marcha en los años cincuenta. Luego exclama “ya imaginan lo que significaría para la United Fruit la aplicación de semejante medida para garantizar la libre competencia”, remata el protagonista. La posteridad es tan antigua como los oligopolios”. Vozpopuli.

“En una estructura de tres tiempos que intercambia el pasado, un presente histórico y otro indeterminado -desde donde se narra la historia-, Vargas Llosa cuenta en Tiempos recios cómo desde República Dominicana, Trujillo urdió y planificó el asesinato de Carlos Castillo Armas, Caca, un oscuro tirano que llegó al poder apoyado por la CIA y que moriría a manos de otro aún peor que él. El lector se encontrará con Jhonny Abbes, el asesino predilecto de Trujillo que ya aparecía en La fiesta del chivo, y que vuelve convertido en el centro de una oscura componenda. Él será el encargado de asesinar a Castillo Armas”. Vozpopuli.

“Tres cosas le pidió Trujillo a Castillo Armas cuando subió al poder: una invitación oficial a Guatemala, ser condecorado con la orden del Quetzal, en el máximo grado, que hasta entonces sólo había recibido Somoza, y que le entregara al general dominicano Ramírez Alcántara, refugiado en Guatemala. Castillo Armas no hizo ninguna de las tres”, asegura Vargas Llosa. Y es ahí donde carbura la gasolina que pone en marcha la novela: en la venganza de Trujillo contra el oscuro militar guatemalteco”.

“La aparición del Ché Guevara en esta novela no es casual. El que se convertiría en uno de los mayores jerarcas de la Revolución Cubana se encontraba en Ciudad de Guatemala cuando Castillo Armas atravesó la frontera de Honduras con un ejército de mercenarios que le procuró la CIA para ir conta Árbenz. La derrota de Árbenz en Guatemala tiene unos efectos en todo el continente. Son efectos absolutamente dramáticos, uno de los peores fue empujar el 26 de julio a Fidel Castro a la extrema izquierda y crear un clima favorable hacia la revolución socialista entre los jóvenes latinoamericanos de esa época, entre los que me incluyo, porque entonces lo creí. La responsabilidad nuestra en el gran fracaso de América Latina es gigantesca y tener conciencia de eso abre una nueva oportunidad”, apostilla el escritor. Vozpopuli.

Una de las principales afirmaciones de Vargas Llosa es que “vale la pena estudiar y reivindicar la figura de Jacobo Árbenz. Su caída llevó a muchos, yo incluido, a pensar que la democracia no era posible y había que buscar el paraíso comunista. Ahora salimos de aquello”. El País.

“Tiempos recios es una novela histórica anclada en la urgencia. En ella los hechos y la ficción se compactan en una novela rotunda, acaso la mejor del Nobel peruano”. Vozpopuli.

La novela fue lanzada el 8 de octubre (fecha en la que se conmemora el día del guerrillero heroico), en “20 países hispanohablantes”. El 29 de noviembre, Vargas Llosa la presentará en Guatemala y el 1 de diciembre en la Feria del Libro de Guadalajara, en México.

2 pensamientos sobre “Vargas Llosa: “La historia sería otra si Estados Unidos no hubiera derrocado a Árbenz”

  1. Qué triste, que información tan importante sea conocida 40 0 50 años después de los hechos. Que tanto puede servir el reivindicar al Presidente Arbenz Guzmán si en vida el tuvo que soportar el escarnio y la humillación? En ese tiempo, hasta los países «amigos» se negaron a ayudarlo. El murió con muchos dedos señalandolo, totalmente destruido y sin esperanza. Qué vergüenza !

  2. yo creo que lo de arbez no fue en vano hoy por hoy de lo americano solo quedan las lineas retorcidas de el tren despues de tanta sangre y sufrimiento fui testigo de el ataque aereo siendo un nino de 4 anos hoy vivo en usa aunque no odio a nadie cuando me dicen que mi pais es un banana republic saco mi historia y se las paso por la cara aunque lejos de mi pais no lo olvido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.