Trump construye un nuevo mundo

Caminante USAC

Por Crist贸bal P茅rez-Jerez.


El jueves 26 de julio, 2019, fue un d铆a de extremo calor en W谩shington. Ese d铆a el presidente de Estados Unidos Donald Trump invent贸 un nuevo sistema de relaciones internacionales para Centroam茅rica. Este nuevo sistema consiste en que el jefe de la Casa Blanca re煤ne a dos funcionarios de menor jerarqu铆a, de Estados Unidos y cualquier pa铆s centroamericano (Guatemala, M茅xico, El Salvador, Honduras) y los pone a firmar acuerdos sin ning煤n sustento legal ni pol铆tico, basta que cumplan los deseos del patr贸n (f眉hrer). 

Ese d铆a Trump mand贸 a traer desde Guatemala, a un funcionario de segunda categor铆a (en Guatemala cu谩l no lo es), llamado Enrique Degenhart, supuesto ministro de gobernaci贸n (una especie de ministerio de seguridad interna), sin potestades para firmar ning煤n acuerdo internacional. En un Estado no fallido esa tarea le compete al presidente o al canciller. Y lo puso a firmar un acuerdo redactado previamente por alg煤n secretario del presidente de Estados Unidos en compa帽铆a del equivalente de seguridad interna de Estados Unidos, Kevin McAleenan.

Como en un teatro de marionetas de pueblo de la edad media, Trump puso una mesa de metal de picnic, junto al despacho oval, y all铆 los dos no representantes de ning煤n pueblo firmaron un documento espurio, que ser谩 el documento de relaciones internacionales m谩s importante firmado por el Estado guatemalteco en sus casi 200 a帽os de triste historia.

Tema relacionado:

Continuar con la Opini贸n鈥

El h谩bil titiritero se puso detr谩s de las marionetas y condujo sus alegres movimientos hacia la firma del documento. Lo parad贸jico es que aparecen en las fotos de tan magn铆fico evento una multitud de banderas y signos del Estado imperial y ni una sola bandera, ni alg煤n vestigio del Estado t铆tere.

El nuevo modelo de relaciones internacionales de Estados Unidos con los pa铆ses atrasados del mundo consiste en lo siguiente: cada vez que al f眉hrer se le ocurra una idea de como manejar los problemas socio-econ贸micos internacionales, redactar谩 una l铆nea de acci贸n y el sustento ser谩 la firma de cualquier personaje de los terceros pa铆ses, se帽alado a dedo para que firmen y le den 鈥渓egitimidad鈥 a los deseos del presidente de Estados Unidos. Con ello se resuelven todos los problemas de Centroam茅rica. La naci贸n norteamericana ten铆a un problema en su frontera sur, con M茅xico, en donde se acumulan diariamente miles de emigrantes empobrecidos, fam茅licos sin esperanzas. Traicionados por los gobiernos de sus pa铆ses de origen, que claman por encontrar trabajo y comida en una naci贸n democr谩tica. Estados Unidos por d茅cadas a sostenido a las oligarqu铆as terratenientes, militares y religiosas de esos pa铆ses y ha empobrecido masivamente a sus poblaciones. Al final, no hay almuerzo gratis. Los problemas acumulados obligan a emigrar masivamente hacia el sue帽o americano, que es a la vez uno de los principales causantes de la miseria.

«La masa de blancos gringos, al verse amenazados por las minor铆as de otras etnias, han cre铆do a los falsos profetas, y consideran que aislar y expulsar a las minor铆as es la soluci贸n de las graves fallas del sistema capitalista.»

Trump prometi贸 construir un muro y lo est谩 cumpliendo. Ya traslado el primer muro de su frontera con M茅xico hacia la frontera M茅xico-Guatemala. All铆 ya no recibir谩n a los emigrantes con campos de concentraci贸n, hambre y tortura. Los recibir谩n a sangre y fuego. Y, con el nuevo acuerdo se construye otro muro: las fronteras de Guatemala con El Salvador y Honduras. En donde el trato al emigrante ser谩 peor.

El nuevo modelo de relaciones internacionales se basa en la construcci贸n final del Tercer Reich. Trump igual que Hitler, Stalin, Fidel considera que ser谩 eterno, y que siempre comandar谩 la construcci贸n de un nuevo mundo, en donde la inteligencia y clarividencia del gran l铆der iluminar谩 a todos los habitantes de la Tierra con la verdad y el bienestar emanado del gran imperio. Estados Unidos gobernar谩 el mundo por la v铆a de la violencia y la manipulaci贸n. El imperio ser谩 feliz y lo m谩s grande, y el resto del mundo le rendir谩 pleites铆a en forma agradecida.

El discurso de Trump es sencillo y contundente. Le dice a los dirigentes de Centroam茅rica (M茅xico, Guatemala, El Salvador, Honduras, pr贸ximamente Nicaragua), ustedes tienen hambre, desempleo, pobreza, con oligarqu铆as y funcionarios del Estado hartos y pudientes. Pues bien, si no hacen lo que les ordeno les pondr茅 aranceles y prohibiciones a sus exportaciones hacia Estados Unidos y el resto del mundo, y voy a empobrecerlos a todos. Los gobiernos, funcionarios, intelectuales, terratenientes y como no, militares tiemblan y aceptan los consejos del gran hermano.

La idea es muy sencilla. El que quiera sobrevivir y no ser aplastado por la maquinaria militar y comercial del imperio tiene que declararse amigo del gobierno de Estados Unidos, el que no acepte la imposici贸n ser谩 enemigo y sujeto de ataques econ贸mico-militares devastadores. 驴Qui茅n es amigo y qui茅n enemigo? Amigo es el que acepte los dictados del f眉hrer. No importa si es una dictadura, una oligarqu铆a que empobrece a su pueblo, ni si elige autoridades por medio de fraudes electorales; tampoco importa que secuestre en sus embajadas periodistas opositores, y los descuartice en la embajada, o que no tenga libertades de opini贸n cultural o religiosa, ni derechos de las mujeres. S铆 acepta las ocurrencias del l铆der del imperio es amigo, es democr谩tico, respetuoso de los derechos humanos y libre.

Mientras, s铆 es democr谩tico, cumple con alfabetizar al 90% de su poblaci贸n, financia sistemas de salud de calidad, tiene elecciones peri贸dicos y alternancia en el poder, es tolerante, pero no acepta sin discusi贸n, sin an谩lisis las opiniones del jefe, entonces es enemigo y tiene que ser atacado.

Hemos entrado en la era abierta y sin ambages, sin hipocres铆as, de la imposici贸n de la opini贸n del m谩s fuerte. Fukuyama, ten铆as raz贸n, es el fin de la historia.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.