Eduardo Galeano: uno de los grandes latinoamericanistas

Caminante USAC

-Por Olmedo España.


  ↓A partir del ideario de Bolívar encontramos delineada una problemática latinoamericana, indicando dos direcciones; la una, como un esfuerzo por hallar la identidad común de todos nuestros pueblos, pese a sus diferencias. La otra, complementaria a la primera, como un intento de encontrar la distinción frente a Europa y Norteamérica, que lo convierte en ferviente partidario de la unidad para enfrentar el expansionismo de los Estados Unidos, diseñando de manera concreta el futuro unitario de la alianza y cooperación entre los países de América Latina.

Bolívar marcó un camino y grandes pensadores como Domingo Faustino Sarmiento,  José Martí, Andrés Bello, Alfonso Reyes, José Enrique Rodó, José Carlos Mariátegui, Justo Arosemena, José Vasconcelos, Augusto Cesar Sandino, Pablo Freire, Juan José Arévalo, José Figueres, Octavio Paz, Luis Cardoza y Aragón, Darcy Ribeiro, Ernesto Che Guevara, entre muchos más, nos han legado sus ideas para acercarnos a una mejor comprensión de nuestro subcontinente latinoamericano.

Cada uno de ellos deberían ser lecturas necesarias en al menos, los centros universitarios del país para superar nuestro propio analfabetismo de la región en la que vivimos.  Y es el caso de hablar de Eduardo Galeano, pensador de ideas y de percepciones de esta realidad en la que escasamente se empieza a vislumbrar alguna luz que delinea una ruta para el futuro cercano.

Galeano con apenas una treintena de años publicó una de las obra cumbres, como lo es Las Venas Abiertas de América Latina. Libro  clave de la  década del setenta, cuando en este subcontinente se debatían las ideas con pasión; las letras y las artes plásticas  alcanzaron su plenitud y la juventud en un acto inédito de valentía, volcó su rebeldía sobre las calles y montañas en búsqueda de la liberación y la justicia social.

Este libro marcó un momento de derroteros, porque descifró la otra cara de la historia latinoamericana que nos habían contado en la escuela de manera acartonada. Un libro escrito con  palabras hilvanadas literariamente; con poesía que cautiva inquietudes y nos abrió las “venas” de la sensibilidad para entendernos a nosotros mismos.

Galeano fue un caminante de la “patria grande latinoamericana” porque los militares de su país natural, Uruguay, persiguieron sus ideas y encontró refugios en los que pudo seguir hablando con esa verba reflexiva y rebelde que lo caracterizó. Escribió mucho, hasta temas de deportes como El futbol a sol y sombra, y en educación legó La escuela  del mundo al revés. Texto, que junto a la Educación como práctica de la educación y Pedagogía del Oprimido de Freire,  son obras necesarias para la formación de los maestros en  América Latina.

Se fue uno de los grandes pensadores de América Latina, pero  legó  profundas reflexiones para descifrar aún más, los hilos de nuestra propia historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.