«NO entres a esta ciudad del espiritu sin bien probado amor a la verdad y a la libertad»